Alexander Sanger to be biologically pro-life, one must be politically pro-choice
Home Bio Book The Sanger File Contact
The Sanger File


  • Other Articles from The Sanger File
  • The Sanger File


    #3: A Bush Se le Nota su Agenda Anti Planificación Familiar
    [ in English ]

    Contradiciendo la lógica, el sentido común y unos miles de años de historia, sin mencionar la ciencia, la política sobre población del gobierno de los Estados Unidos ha sido reducida a lo siguiente: la única actividad sexual aceptable es entre una pareja casada con el fin de la procreación y, si usted no está de acuerdo, no tiene permiso para hablar sobre esto.

    La última insensatez de la administración de Bush se presentó el 20 de julio en un informe del Instituto Nacional de la Salud (NIH, con sus siglas en inglés) sobre la efectividad del uso del condón previniendo la infección del VIH y otras enfermedades de transmisión sexual. El panel del NIH concluyó que la literatura publicada sobre la propagación de las enfermedades no era suficiente para definitivamente responder la pregunta sobre si los condones de látex son efectivos en la prevención de embarazos y la transmisión de enfermedades.

    Cuando un prominente oficial federal de salud pública desafió el tono flemático del instituto, la derecha política rápidamente exigió la resignación del oficial. Estos eventos se podrían ignorar si no fuera porque la derecha frecuentemente sirve como la guía de esta administración.

    Pocas personas pronosticaron que Bush se opondría a la planificación familiar.

    De hecho, este debate refleja un patrón ominoso que ha emergido de la administración de Bush, empezando con la restitución de regla de la mordaza global el enero pasado. Otro ejemplo sería la dificultad que la administración tuvo para aprobar las solicitudes de varios estados para proveer servicios anticonceptivos a las familias de bajo ingresos. Aunque la administración anunció el lunes que aprobaría la solicitud de Nueva York, esto sucedió solo después de intensos esfuerzos de cabildeo por parte de los demócratas y los promotores de la planificación familiar.

    Aunque muchos observadores pronosticaron que la administración se opondría a los derechos relacionados con el aborto, pocos pronosticaron que se atreverían a oponerse a la planificación familiar.

    Sin embargo, parece que esto es lo que está sucediendo.

    El panel del NIH encontró fuerte evidencia sobre la efectividad del condón en la prevención de la transmisión del VIH y la reducción del riesgo de transmisión de la gonorrea. El panel también concedió que existe evidencia sobre la efectividad del condón para prevenir la transmisión de otras enfermedades transmitidas por las secreciones genitales – la chlamydia, por ejemplo – pero no para prevenir la transmisión de las enfermedades de úlceras genitales como son el herpes genital o la sífilis. Concluyendo que la ineficacia de los estudios científicos no debe ser interpretada como evidencia de la ineficiencia del condón en la reducción del riesgo de transmisión de las enfermedades de transmisión sexual, el panel explicó que para llegar a una conclusión es necesario realizar más investigaciones.

    La derecha política exige que oficial de salud sea despedido. El retirado representante Estadounidense Thomas Coburn, un republicano de Oklahoma que solicitó el estudio, interpretó que esto quiere decir que "el gobierno federal ha gastado cientos de millones de dólares para promover la idea, nunca comprobada, de que la promiscuidad puede ser segura."

    El Centro Para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, siglas en inglés), otra agencia federal, se alarmó por el tono del informe del instituto y presentó una declaración separada repitiendo el mensaje de salud pública que los condones de látex, cuando son usados consistente y correctamente, son muy efectivos previniendo la transmisión del VIH, el virus que causa el SIDA, tanto como otras enfermedades de transmisión sexual.

    Esta declaración provocó la ira de la derecha. Coburn, el representante Estadounidense Dave Weldon, un republicano de la Florida, y sus aliados ultraconservadores—el Consorcio de Médicos, la Asociación Médica Católica y la Asociación Médica Cristiana—exigieron la resignación del Director de la CDC, Jeffrey Koplan, y acusaron a la agencia de promover el uso del condón y por lo tanto engañar al público, llevándolo a pensar que el sexo seguro existe. El Secretario de Salud de los Estados Unidos, Tommy Thompson, hizo una declaración diciendo que no despediría a Koplan. Por ahora.

    La administración de Bush afirma que quiere establecer un equilibrio entre su enfoque en la abstinencia y la planificación familiar. Nosotros siempre hemos dicho que la abstinencia es la mejor manera de prevenir las enfermedades y los embarazos.

    Sin embargo, en el mundo real, en oposición a la fantasía política de Washington, D.C., este enfoque no es factible para la mayoría de la humanidad. La gente tiene relaciones sexuales con múltiples parejas, antes, durante, y después del matrimonio, y tiene el derecho de conseguir información correcta sobre cómo mantenerse saludable cuando es sexualmente activo. El informe del instituto, como fue interpretado por el Congresista Coburn, y las políticas de la administración de Bush, hasta el momento no reconoce este derecho básico y la naturaleza humana.

    Algo más peligroso aún es que esto puede resultar en una política desastrosa de salud pública, sobre todo si el público recibe el mensaje de nuestro gobierno de que los condones no son efectivos. Sin duda, es hora de que dejen a los científicos hacer su trabajo, y que los políticos se mantengan al margen del debate.

    Alex Sanger
    8/8/01




    All text and images © 2004 Alexander Sanger, All Rights Reserved. Any reproduction without expressed permission is strictly prohibited.